Mentiras Piadosas. Blog de actualidad, política y cultura

Consejos para mejorar el nivel de compresión en inglés

Escrito por mechanical el 22 de Noviembre de 2008 · 1 comentario

English Teacher

Listen and repeat. ¿Quién no ha escuchado y ejecutado estas dos órdenes alguna vez en su vida? ya sea en el colegio, instituto, universidad o curso de academia de idiomas.

Uno de los problemas que se pueden apreciar en la forma de impartir la enseñanza del inglés en España, es que está basado en el escolástico y aburrido sistema de seguimiento del libro de texto, como si fuera un objeto sagrado al cual hay que venerar, seguir y no discutir. De hecho, cuando se apean del burro, solo se les ocurre poner viejos vídeos o utilizar el CD, cómo no del libro, para qué vamos a rompernos el coco.

En definitiva, esa falta de seguridad se aprecia, principalmente, en los profesores no nativos, quienes no son nada partidarios de constituir debates para que los alumnos vayan adquiriendo interés y desenvolvimiento en la lengua que están aprendiendo. Su falta de seguridad acaban por transmitirsela a sus pupilos, por tanto, bajo la premisa de no salirse del seguro y fácil camino preestablecido, el aprendizaje del inglés se convierte en algo tedioso, repetitivo, automático y así se van pasando los niveles, donde los mas avezados irán raudos y veloces a por los exámenes de reconocimiento, para obtener sus diplomas en los que pongan First certificate, B1, B2 o lo que sea, por meritocracia, mas que nada.

Sólo unos pocos le sacarán verdadero partido, lo utilizarán como excusa para salir fuera del país durante una temporada para practicarlo de forma activa y dentro de este grupo, de nuevo, un número reducido, le servirá realmente para su vida diaria.

Bajo este planteamiento, puedo apostar que algunos de los que siguieron de manera fehaciente el método del listen and repeat, están tan perdidos como el que se ha negado o no ha tenido la oportunidad de comprender el mundo desde otro paradigma, plasmado en una lengua, sobre todo, la actual lingua franca.

Por tanto, mis consejos van encaminados a hacer que nuestro cerebro ponga a funcionar esos millones de neuronas perezosas, aunque eso sí es necesario tener un mínimo de base, así podrán mejorar su comprensión del inglés, de una manera amena y distendida.

Series: nada tan hipnótico y fácil de asimilar como las historias que nos cuentan a través de este formato televisivo. Para empezar es recomendable si gustan, las series de animación, The Simpsons, Family Guy o South Park, 20 minutos sirven para ir afinando el oído. Debido a la facilidad que tiene el dibujo animado para plasmar de forma menos alegórica las situaciones contextuales, nunca nos sentiremos perdidos.

En caso de que la animación no sea de su agrado, elijan la comedia. Algo socarrón y simple Two and a Half Men, algo mas geek, The Bing Bang Theory o The IT Crowd.

Tras el primer paso, elijan cualquier serie con una duración entre los 45 minutos y 1 hora, igualmente la temática puede dar igual, pero dependiendo de los gustos nos sentiremos mas identificados o involucrados en la trama, facilitando el desentrañar qué significa esa frase o ¡anda no sabía que a esa palabra se le podía dar ese giro! Ya saben me estoy refiriendo a Lost (Perdidos o Desaparecidos), Heroes, House, Grey’s Anatomy, por citar algunas, ya que el catálogo es muy amplio gracias a la presente época dorada de la televisión norteamericana.

Si te gusta la idea pero no quieres estar pendiente de cuándo se emiten y cómo conseguirlos, es mejor ver series que ya han finalizado.

Películas: ¿nunca te has preguntado cómo suena la voz de tu actriz o actor favorito? además del morbo o la curiosidad, es recomendable para largometrajes en los que tengamos verdadero interés, pues una mala traducción nos puede arruinar el visionado.

Informativos de noticias: en esta ocasión es recomendable las cadenas especializadas en la transmisión de noticias la 24 horas del día, BBC World, CNN, Sky News, etcétera. Igualmente, nos pueden servir otras cadenas angloparlantes al cual tengamos acceso mediante servicio de cable, satélite, PPV o web favorita. De este modo, a parte de estar informados que nunca viene mal, irán comprendiendo esos galimatías de titulares y los diferentes acentos de los corresponsales en diferentes partes del mundo, con especial atención a las conexiones con África, Asia u Oriente Medio.

Chateo: el clásico IRC y el resto de programas de mensajería instantánea, nos abren la puerta a una buena experiencia de fuego, pues veremos como interactua alguien real, cómo se expresa, si utiliza o no acortaciones, los dobles sentidos, en definitiva, el idioma en tiempo real emitido por un ser humano de forma espontánea.

Algunos programas de intercambios de archivos como Soulseek tiene un apartado para chatear con foros temáticos, si eres un amante de la música puede ser un buen lugar para practicar y al mismo tiempo que descubres grupos de los que nunca oíste hablar.

Videojuegos: hoy en día, las consolas y computadoras tiene un amplio catálogo de títulos que incluyen modo multijugador a través de la Red, a parte de ser una forma de extender la duración de las horas de juego, puede ser una excelente forma de practicar inglés con otras personas en actividades cooperativas . Para ello es aconsejable meterse en partidas libres donde no haya clanes o grupos de amigos, ya que rara vez será uno bienvenido a no ser que se exhiba un excelente nivel de juego.

Puntualizaciones y posible utilidad de este post

Me gustaría aclarar que este post está orientado hacia la compresión oral del inglés y para ello es muy recomendable el apoyo audiovisual, con ello esto dejando intencionadamente el aprendizaje escrito, ya que pese a mis críticas iniciales la labor de los profesores y métodos existentes son imprescindibles para aprender a través de unos niveles y planes de estudio, por tanto, mi intención está diriga a quienes vayan avanzando y sientan cierto cansancio o curiosidad por otros complementos y así se lancen para tomar nuevos horizontes.

En relación con esto último, este post hay que tomárselo como un consejo o acicate para ser autónomos en el aprendizaje, uso y vivencia del inglés. Los subtítulos y las traducciones en algunas ocasiones, no dejan de ser como las ruedas supletorias de una bicicleta, cuando uno adquiere cierto sentido del equilibrio, las deja a un lado y se lanza a la aventura de desplazarse horizontalmente con una máquina impulsada pors su propia energía, pues con los idiomas igual. Cuando estemos en el aeropuerto de Chicago, en una cervecería de Dublín, en una ruta de senderismo en Nueva Zelanda o en una entrevista de trabajo, para un puesto de responsabilidad o en el extranjero, mas nos vale saber desenvolvernos en inglés.

Foto vía Wikimedia Commons

Guardado en: General · Opinión

Hay 1 comentario por el momento ↓

  • Danniboy

    Pues la verdad es que sí! Son muchos los motivos que nos hace estar a un nivel de conocimiento del inglés comparativamente bajo con respecto al de nuestros vecinos comunitarios de más al norte. Para ser justos con nosotros mismos, sin que ello sirva de excusa, hay que decir que el hecho de que el español sea una lengua mayoritaria en el mundo nos redime de tener que aprender nuevas lenguas para movernos, del modo que sea, fuera de nuestras fronteras. Un español no tiene la misma necesidad de adquirir una segunda lengua extranjera para abrirse al mundo que un holandés. Este hecho nos da la respuesta de por qué nuestros vecinos franceses y británicos son también tan malos como nosotros en esto de las segundas lenguas…
    Al fin y al cabo, desde un punto de vista muy pragmático, las lenguas nos sirven para intercambiar información. Y no por hablar un mayor numero de lenguas vas a poder comunicarte con más gente, es decir, un sueco puede aprender a hablar noruego, islandés, finlandés, alemán y así hasta 5 lenguas… que ni con ese número llegará a poder comunicarse con tanta gente como los 600 millones de hispanohablantes con los que se puede comunicar un español con tan sólo el conocimiento del español de su pueblo, por pequeño que éste sea.
    Bueno, pero esto no es excusa para no aprender otro idioma, sino una ventaja que nos puede llegar a posicionar muy por delante de ciudadanos con una lengua materna minoritaria. Lo que quiero decir es que si hablar una lengua mayoritaria te abre puertas en el mundo, hablar dos ya te da las llaves hasta del ático, jeje. O sea ser, que un español que domine también el inglés siempre va a estar un peldaño por encima del germano-escandinavo que viene mamando el inglés desde pequeñito por la tele.
    Ojalá nos demos cuenta pronto de esta gran ventaja que poseemos.
    Centrándome un poco más en lo que mechanical cuenta en este post, pues apostillaría diciendo lo útil que so los medios audiovisuales para la adquisición de segundas lenguas. Quizás no sea políticamente correcto decirlo, tampoco quiero hacer apología de nada, pero… Azureus o Vuze vienen muy bien para no tener que comerte en buscar programaciones de series en versión original… Bueno, por lo demás, decir que a mi las 10 temporadas de Friendo en versión original me vino de perlas para hacer mi duro oído a la caprichosa pronunciation anglosajona… Ya sé que es mucho más cómodo escuchar los chistes de Joey en español pero… si no tienes verdadero interés e iniciativa propia por aprender, como venía diciendo aquí mi compa, el listen and repeat de la escuela nunca será suficiente para hablar inglés.

Deja un comentario ↓

(requerido)

(requerido)


Tu dirección de e-mail no se mostrará nunca.

Por favor, respeta a los demás y no insultes.

Puedes usar los botones para personalizar tu comentario.